Aprovechamos unos días libres que pudimos juntar, y nos escapamos a un pequeño pueblecito cerca de Stuttgart, con la intención de escaparnos un día a visitar Ulm, a una hora y media en coche.

Vuelos

Desde Tenerife, no queda otra que coger un vuelo hasta península y de ahí otro hasta destino. Desde el sur de Tenerife hay varias opciones para viajar directamente a varios países Europeos, pero económicamente sale a cuenta hacer escala en Madrid o Barcelona, por ejemplo.

Partimos a las 7 de la mañana con un vuelo de 3 horas de Tenerife a Barcelona y con apenas una hora de escala, volamos de nuevo desde Barcelona a Stuttgart con 1h y 40 min de vuelo.

Barcelona – Stuttgart con Vueling

A las 14.25 llegamos al Aeropuerto de Stuttgart dónde unos familiares nos vinieron a buscar para llevarnos a Murrhardt, un pequeño pueblo a una hora al norte de Stuttgart.

Flughafen = Aeropuerto

Transporte en Alemania

Nosotros tuvimos la suerte de ser recibidos por unos familiares de Elena que nos ahorraron el movernos en transporte público, pero finalmente tuvimos que utilizar la linea de tren regional y podemos decir que son muy puntuales, limpios y modernos. Son operados por Deutsche Bahn y se pueden comprar los billetes con facilidad en la misma estación o en su página web.

Zug = Tren

El camino desde el aeropuerto de Stuttgart hasta Murrhardt se hizo más largo de la cuenta debido a las grandes retenciones. Según nos comentaron, son muy comunes en horas pico en las entradas y salidas a la ciudad. Además habían muchísimos tramos en obras por mejoras en las mismas. Por lo demás, las carreteras que utilizamos durante la semana, estaban en perfectas condiciones y sin demasiado tráfico.

Autobahn = Autopista

El abundante verde y el paisaje prácticamente llano, es lo que más nos va llamando la atención en comparación a lo que estamos acostumbrados, sobretodo cuando vamos llegando al pueblo de Murrhardt, rodeado de bosque en todas direcciones.

 

Aquí todas las casas son casi de cuento, con grandes jardines, y lo más curioso, es que prácticamente ninguna se separa de otra con vallas o muros, es decir, no se sabe dónde acaba el jardín de cada casa. 

 

Se nota que abunda el espacio… las poblaciones se extienden más y más sin tan siquiera tocar al pueblo vecino. Los caminos son largos, e invitan a pasear tranquilamente de un sitio al otro.

 

 

Alrededores de Murrhardt

Aprovechamos el buen día y que era bastante temprano para hacer un sendero circular que los vecinos utilizan para realizar sus actividades deportivas.

 

La vegetación se convierte cada vez más frondosa según nos vamos acercando a las zonas de riachuelos.

 

 

Los pinos silvestres rodean todo el pueblo, y pueden llegar a los 30m de altura.

 

 

 

Siendo Septiembre, el clima empieza a refrescar, pero acabamos sudando al pasear bajo el sol, a la vez que a la sombra hacía bastante frío, así que muy aconsejable ir preparado con alguna que otra prenda de abrigo ligera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here