En ocasiones te encuentras con textos que te hacen reflexionar de una forma que quizás antes no te había pasado. 

Este ha sido mi caso, por casualidad el libro "Ten peor coche que tu vecino" llegó a mis manos. Y tengo que decir que ha sido una relación amor-odio en las tres veces que me lo he leído.

El libro está dividido en dos secciones, la primera, que sería una história que nos cuenta sobre Horacio y sus problemas laborales y personales, y cómo Javier, un vecino con discapacidad que le hace reflexionar y empezar a ver la vida de un modo muy distinto.

Siendo radical, y relacionando el libro con mi blog, hay algún capítulo que eliminaría completamente.

La história de Horacio nos hace ver cómo las personas actuamos influenciadas por la sociedad… Nos guste o no admitirlo, así es, y gran parte de las acciones que nos condicionan por los próximos años, las hacemos sin pensar en las consecuencias ni en si es lo que realmente queremos o necesitamos.

Lo contrario, no significa ir a contracorriente. Se trata simplemente de definir cual es nuestro objetivo en la vida. Y luchar por ello, a sabiendas que no todo el mundo lo entenderá, ni nos apoyará.

Me quedo con la primera parte del libro, la história de Horacio, pero eliminando el capítulo del Interés Compuesto.

El capítulo en cuestión, habla sobre cómo invertir el dinero ahorrado… y habla de invertirlo en algún fondo o plan de ahorro con Interés Compuesto. En resumen, estos planes se venden como la opción mágica en la que los intereses que te genera un ahorro mensual/anual se van sumando al capital y te va dando más intereses… Pero ya ni existen planes con esa rentabilidad, ni se han tenido en cuenta la gran cantidad de impuestos que se pagan, ni las comisiones tanto de bancos cómo de brokers.

Así que dejando ese punto a parte, el libro habla de la libertad financiera, algo muy extendido en otros países y sobre la cual me gsutaría escribir también un artículo del que dejaré el enlace por aquí debajo.

Recomiento totalmente esta lectura, es un libro pequeñito, rápido y fácil de leer.

 

Gracias Luis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here